¿Qué significa perder la audición e forma súbita (hipoacúsia súbita)?


Primero que todo déjame te digo que esto sí es una EMERGENCIA EN OTORRINOLARINGOLOGÍA.

Técnicamente hablando significa lo siguiente: Se puede considerar hipoacusia súbita cuando existe una pérdida auditiva mayor de 30 dBHL en tres frecuencias consecutivas en un periodo menor de tres días.

 

¿Qué sucede? 

Un día estás con una audición perfecta y al día siguiente has perdido de forma parcial o total la audición de un oído.

Pérdida Súbita de la Audición

¿Por qué es una EMERGENCIA? 
Existe una ventana de oportunidad de tratamiento. Entre más rápido iniciemos éste tratamiento mayor la posibilidad de que recuperes la audición. 

Pasada esta ventana, que es de aproximadamente 14 días, las posibilidades de recuperación de tu audición disminuyen dramáticamente.

 

¿Cómo se presenta la pérdida auditiva? 

La pérdida auditiva por lo general es unilateral, solamente el 10% de los casos presentan hipoacusia bilateral, aunque esta cifra puede fluctuar entre un 4 - 17%. 

Se ha reportado mayor afectación del oído izquierdo, es más frecuente en la sexta década de la vida, se presenta en la misma proporción en ambos sexos. Se refiere acufeno (zumbido) en los oídos) en el 10 al 89% de los pacientes y cerca de 40% llegan a presentar vértigo.

¿Cuál es la causa de la pérdida súbita de la audición? 

Existen muchas teorías que intentan explicar la causa. La más aceptable es la teoría basada en que éste trastorno es debido a una infección viral del nervio auditivo. 

Por supuesto que existen otras causas que se pueden detectar o en todo caso se deben descartar y por ello la necesidad de una evaluación por parte de un otorrinolaringólogo.

 

 

¿En qué consiste el tratamiento de la pérdida súbita de la audición? 

Aproximadamente un 50% de los pacientes tendrán una mejoría parcial o total sin tratamiento. El pronóstico es impredecible. 

Todos los pacientes que acuden a nuestra consulta recibirán tratamiento con esteroides orales si no están contraindicados. 

Antes de indicar el tratamiento se tendrá que valorar una audiometría (estudio de audición) para determinar la gravedad del problema. De acuerdo a cada caso solicitaremos estudios de sangre y estudios radiológicos como una resonancia magnética. 

Existe la posibilidad de tener que manejar esteroides intratimpánicos en casos de mala respuesta a los esteroides orales o que estos estén contraindicados.