Durante el embarazo no es raro que la nariz se congestione. Puede llegar a estar tan congestionada que puede  llegar a obstruir  en su totalidad la principal función de la nariz que es …. ¡Respirar! Pero, ¿cómo es posible eso si antes nunca me sucedía?

Embarazo y Obstrucción Nasal

Déjame te comento que existe una entidad llamada “rinitis del embarazo” que afecta hasta a un 30% aproximadamente de las mujeres y que usualmente inicia durante el segundo mes del embarazo; tiende a empeorar mas tarde en el embarazo. La buena noticia es que este problema se resuelve una vez termina el embarazo y a las dos semanas posteriores del nacimiento de tu bebe la congestión nasal será problema del pasado. 

 

La congestión nasal es debida a la elevada cantidad de estrógenos en tu cuerpo ocasionando inflamación o edema de las membranas mucosas que cubren tu nariz. Además, existe un aumento de volumen circulante de sangre en tu cuerpo  lo que ocasiona inflamación de los pequeños vasos que recorren tu nariz. Cuando el médico te revisa encontrara un aumento importante de los cornetes inferiores. Los cornetes inferiores son unas salientes de tejido blando  dentro de la nariz que se encargan de humidificar, purificar y calentar el aire cuando respiramos. Normalmente, no deben ser grandes, pero en la rinitis del embarazo pueden hasta cuadruplicar su tamaño y verse enormes!

Si se han descartado otras causas de obstrucción nasal y no hay ninguna contraindicación medica este probleblema se puede manejar en lo general de la siguiente manera: soluciones salinas hipertónicas tres a cuatro veces al dia. En nuestro mercado existen algunas preparaciones hipertónicas pero desgraciadamente son caras y vienen en cantidad insuficiente.

 

En este caso te recomendaría preparar lavados nasales con 8 onzas de agua destilada ½ a ¾ de cucharadita de sal y ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio. Existen algunos dispositivos especiales para realizar los lavados nasales, pregúntale a tu otorrinolaringólogo de confianza. Existe en el mercado además otros medicamentos tópicos nasales clase B que se pueden utilizar durante el embarazo para atacar este problema y mejorar tus molestias.

 

Pregunta a tu médico sobre que otros medicamentos podrás utilizar para aminorar tu problema. Recuerda además que al dormir con la cabeza elevada ayudarás a un mejor retorno venoso y por lo tanto menor congestión nasal. Siguiendo estas indicaciones te sentirás mucho mejor en no más de dos semanas.