Cerumen … Las respuestas a las preguntas más frecuentes.

Cerumen

1. ¿Para qué sirve el cerumen?

El cerumen es una substancia natural que se forma en el tercio externo del conducto auditivo donde se encuentran alojadas glándulas sebáceas así como glándulas sudoríparas.

 

La función de éste es simple: limpieza y protección de los oídos mediante sus propiedades protectoras, lubricantes y antibacteriales. La ausencia de cerumen en el oído puede provocar un oído seco y por lo tanto comezón. Su ausencia y dadas las condiciones ambientales adecuadas pueden aumentar  la incidencia de infecciones en el oído.

 

Habitualmente  no es necesario que limpiemos nuestros oídos ya que existe un mecanismo por medio del cual migran constantemente tanto tanto  las células epiteliales muertas y el cerumen hacia el orificio externo de éste.  Cuando encontramos cerumen en la parte más profunda del conducto auditivo es muy probable que el paciente haya  manipulado  el oído ya sea con un Q-tip, servilleta etc. de tal manera que terminó empaquetando éste al fondo del conducto contra la membrana timpánica.

 

2. ¿Cuándo se deben limpiar los oídos?

En circunstancias ideales los oídos nunca deben ser limpiados. Estos deberán ser limpiados cuando se acupule suficiente cerumen como para que provoque algún síntoma o para que al momento de revisar un oído éste no obstruya una buena exploración. Un tapón de cerumen puede ocasionar alguno de los siguientes síntomas:

- Dolor en el oído o sensación de plenitud en el oído

- Sordera o sordera parcial

- Acúfeno o sonidos dentro del oído

- Comezón, mal olor o descarga

- Tos

 

3. ¿Cuál es el método recomendado para limpiar el oído?

De primera instancia lo puedes intentar en tu casa mediante un método sencillo que muchas veces puede ser efectivo. Recuerda que éste método solo se recomienda en adultos que no padecen de una infección en su oído, perforación en la membrana timpánica, que no portan tubos de ventilación, que no son diabéticos o padecen de problemas inmunológicos.

 

Ante la sospecha de cualquiera de éstas circunstancias mejor acude a un médico. Por otro lado, a veces la cantidad de cerumen impactado en el oído es tanta que se requerirán otros métodos que sólo un médico podrá extraer. Te describo a continuación una forma sencilla de limpiar tus oídos en casa.

- Agacha tu cabeza a un lado, de forma que el oído afectado quede arriba.

- Hecha unas cuantas gotas de agua limpia dentro del oído afectado, usa tu gotero. El agua deberá esta a temperatura corporal para evitar vértigo. El agua va a servir para suavizar la cerilla. El agua es igual de efectiva que las gotas para limpiar oídos que se venden en las farmacias.

 

- Mantén la misma posición por 10-15 minutos para que el agua logre suavizar la cerilla. Acuéstate y relájate mientras que el agua logra el efecto esperado. El suavizar la cerilla es esencial para poder irrigar el oíd efectivamente.

 

- Llena un contenedor con agua limpia a temperatura ambiente. Llena la bombilla con agua apretando la parte de arriba de esta. Introduce la punta de la bombilla en el agua, soltando un poco para que la bombilla se pueda llenar de agua.

 

- Endereza tu cabeza, de forma que estés mirando derecho. Irriga tu oído usando la bombilla llena de agua. Inserta la punta de la bombilla dentro del oído. Procura introducir menos de medio centímetro de la punta en el oído. Presiona la bombilla para dejar que el agua entre al oído. Has esto en el baño o en un lugar donde el agua no haga un charco

 

- Inclina tu oído afectado hacia abajo para que el agua pueda salir.

Has lo mismo con el otro oído si es necesario.

 

4. ¿Qué puedo hacer para prevenir la excesiva acumulación de cerumen?

Desgraciadamente no hay ningún método efectivo para lograr esto. Lo que te puedo recomendar es no introducir ningún objeto al conducto auditivo y si eres de las personas que tienden a acumular cerumen fácilmente acudir a revisión cada 6 meses o cada año dependiendo del caso.