Tema muy común entre los padres y en nuestra consulta de todos los días. ¿Cuántas veces hemos oído hablar de los “famosos tubitos de ventilación” que le pusieron a mi hijo o a un hijo de un conocido?

 

Existe desconocimiento de que es una otitis media serosa, que repercusiones puede tener en el paciente afectado (comúnmente un paciente pediátrico), cuál es su tratamiento médico y cuando habría que realizarse una cirugía: miringotomía con colocación de tubos de ventilación.

Miringotomia y Otitis Media Serosa

Es común ver a los padres asustados por la errónea creencia de que su hijo quedará sordo o que corre alto riesgo de una complicación mayor. Considero que existe mala información en cuanto a ésta enfermedad provocada por mitos populares y muchas veces por mala información proporcionada por algunos médicos.

¿Qué es una Otitis media serosa (OS)?

La otitis serosa (OS) se define como un acúmulo de secreciones en el oído medio, en ausencia de signos o síntomas de infección aguda.  La persistencia de fluido en el oído medio provoca una reducción en la movilidad de la membrana timpánica y hace de barrera para la conducción del sonid . Es una enfermedad generalmente autolimitada en el tiempo y que raramente requiere tratamiento. La OS es la causa más frecuente de pérdida de audición en la infancia y puede afectar negativamente al desarrollo del lenguaje.

 

Su etiología es multifactorial: con frecuencia se aprecia una disfunción de la trompa de Eustaquio (conducto que comunica el oído medio con la nasofaringe), y hasta en el 50% de los casos aparece tras un episodio de otitis media aguda. Otros factores que contribuyen a la OS son: infecciones virales o bacterianas, hipertrofia adenoidea, alergias nasales o reflujo gastroesofágico.

 

Se han identificado también algunos factores de riesgo que prácticamente duplican la probabilidad de que los niños sufran OS, como son: fumar en casa, asistencia a guarderías, uso de chupón, convivencia de varios hermanos, grupos sociales desfavorecidos, frecuentes infecciones del tracto respiratorio superior, lactancia artificial, sexo masculino, historia familiar de hermanos con OS, o los meses de invierno.

¿Cuándo debo sospechar que mi hijo cursa con una OS?

Muchas veces cursa asintomático el cuadro y se diagnostica cuando el médico realiza una otoscopia de control después de un cuadro infeccioso.  Se debe pensar en ella cuando se sospeche disminución en la audición del  paciente (apatía, aislamiento, irritabilidad, frecuente manipulación del pabellón auricular) o el mismo  paciente (de mayor edad) se  refiera con disminución en su capacidad auditiva sobre todo después de una infección en los oídos (otitis media aguda).  Podrá existir mal rendimiento escolar.

 

¿ Cómo  puedo distinguir entre una OS y una OMA (otitis media aguda  infecciosa)?

No es muy difícil diferenciar una de la otra. En las dos entidades el paciente se quejará de plenitud ótica y diferentes grados de sordera. En el caso de una otitis media infecciosa el paciente además sufrirá de dolor en el oído y presentará  muchas veces fiebre, malestar general y muy probablemente otros síntomas de infección en nariz y garganta.  En el caso de una OS básicamente el  único síntomas será la disminución en la audición. El diagnóstico definitivo lo hará el otorrinolaringólogo al realizar una exploración física completa (otoscopía neumática) y en ocasiones solicitará estudios de apoyo como una audiometría y timpanometría cuando el caso lo amerite.

 

¿Cuál es su tratamiento?

Aquí es donde viene la confusión.  NO HAY TRATAMIENTO MÉDICO COMPROBADO QUE MEJORE ESTA CONDICIÓN (OS).

Los objetivos principales del tratamiento son eliminar la efusión, restaurar la audición normal y prevenir, en lo posible, futuros episodios . La OS habitualmente se resuelve sin intervención médica en la gran mayoría de los pacientes, por lo que la mejor opción de tratamiento es la ESPERA VIGILADA. Otras opciones de tratamiento utilizadas a lo largo del tiempo son los corticoides, antibióticos, antihistamínicos, descongestionantes, mucolíticos o la autoinsuflación. Como lo mencioné, no hay tratamiento médico que cure esta enfermedad.  La cirugía es una opción válida en determinados pacientes.  Existen algunos estudios que apoyan la autoinsulfación como un método terapéutico previo a pensar en una cirugía.

ESPERA VIGILADA

Se recomienda la espera vigilada («watchful waiting»), siempre con un seguimiento continuado del niño, ya que esta otitis suele ser generalmente autolimitada. La espera vigilada se ha mostrado como una opción segura para la mayoría de niños con OS.

 

El niño debe derivarse al especialista si:

– Existe una pérdida de capacidad auditiva

– Persiste la OS durante más de 3 meses cuando el problema es unilateral o persiste mas de 1 mes cuando es bilateral

– Existe sospecha de retraso en el lenguaje o en el desarrollo

– Se aprecia presencia de signos o síntomas que dificultan el diagnóstico.

 

 

CIRUGÍA (MIRINGOTOMIA CON COLOCACIÓN DE TUBOS DE VENTILACIÓN)

Éste será el tratamiento de elección en el caso de una otitis media serosa (OS) que persiste mas de tres meses. Cuando el problema está presente en ambos oídos y existe riesgo de retraso en el desarrollo del lenguaje o mal rendimiento escolar se podrá optar por realizar dicho procedimiento antes de los tres meses.

CONSEJOS PARA LOS PADRES

• Es importante informar a los padres de que la OS es habitualmente AUTOLIMITADA  y de que sólo en raras ocasiones necesita tratamiento. No hay tratamiento médico milagroso que corrija el problema de la noche a la mañana.

 

• Recomendar no fumar en presencia del niño, debido a que el tabaquismo pasivo es el factor de riesgo evitable más importante.

 

• Explicar que la espera vigilada es, hoy en día, la mejor opción y que no significará aumento de las complicaciones.

 

• Si hay pérdida auditiva, enseñar a comunicarse adecuadamente con el niño, tanto en la escuela como en casa: hablar al niño claramente y mirándole a la cara, leerle libros con dibujos aclaratorios o pedir que el niño se siente cerca del profesor en la escuela.

 

Si el problema no se corrige en el tiempo establecido  por el médico otorrinolaringólogo una cirugía (Miringotomía con colocación de tubos de ventilación) será el tratamiento de elección.

Clínica de Diagnóstico Torreón

Av. Morelos 700 Ote, esquina con Francisco I. Madero

Col. Centro

Modulo 6, Primer Piso

Lunes a sábado previa cita al teléfono 722.4993
o conmutador 747.5406
  • Facebook Basic Black

© 2015 Clínica de Oídos, Nariz y Garganta en Torreón, Coahuila.