¿Aclaramiento frecuente de tu garganta o CARRASPERA?

¿Padeces de TOS CRÓNICA?

¿Tienes SENSACIÓN DE CUERPO EXTRAÑO constantemente o  sensación de MOCO EXCESIVO en tu garganta?

¿DISFONÍA u otro problema con tu voz? 

 

Si has respondido alguna de estas preguntas de forma afirmativa es posible que estés sufriendo de una condición médica llamada reflujo laringofaríngeo o LPRD(Laryngopharyngeal Reflux disease).

 

El LPRD es parecido pero  no igual a una condición médica más conocida llamada reflujo gastroesofágico o GERD (Gastroesophageal Reflux disease).

Reflujo Laringofaringeo

¿Qué es el reflujo?

Después de comer algo, el alimento llega al estómago viajando por un tubo muscular llamado el esófago. Una vez que el alimento llega al estómago, el estómago añade ácido y pepsina (una enzima digestiva) para poder digerir el alimento. El esófago tiene dos esfínteres (bandas de fibras musculares para cerrar el tubo) que ayudan a mantener el contenido del estómago en su lugar.

 

Uno de los esfínteres se encuentra en la parte superior del esófago (en la unión con la parte superior de la garganta) y otro esta en la parte inferior del esófago (en la unión con el estómago). El termino REFLUJO significa “para atrás o retorno del fluido”, y generalmente se refiere a retorno del contenido gástrico que asciende a través de los esfínteres hacia el esófago o hacia la garganta.

 

¿Qué es GERD y qué es LPRD?

Algunas personas tienen una cantidad anormal de paso de reflujo estomacal a través del esfínter inferior hacia el esófago. A esto se le conoce como GERD (Gastroesophageal Reflux disease) o enfermedad por reflujo gastroesofágico. Si el reflujo sube por el esófago a través del esfínter superior hacia la garganta, se le llama LPRD (Laryngopharyngeal Reflux disease) o enfermedad por reflujo laringofaringeo.

 

Las estructuras en la garganta (faringe, laringe y pulmones) son mucho más sensibles a la acidez estomacal y a las enzimas digestivas, por lo tanto pequeñas cantidades de reflujo hacia estas áreas pueden resultar en mayor daño.

 

¿Por qué no tengo ardor en el pecho o problemas estomacales?

Esta es una pregunta hecha frecuentemente por los pacientes con LPRD. El hecho es que muy pocos pacientes con LPRD padecen de problemas de ardor o dolor en el pecho. El ardor o dolor en el pecho ocurre cuando el tejido en el esófago se irrita. La mayoría de los acontecimientos de reflujo que pueden dañar a la garganta suceden sin que el paciente sepa que están ocurriendo.

 

Síntomas comunes del Reflujo Laringofaringeo (LPRD):

  • Ronquera

  • Sabor malo o amargo, o mal aliento en la boca (especialmente en la mañana)

  • Tos (incesante) crónica

  • Síntomas como el asma

  • Carraspera frecuente

  • Dolor referido de oído

  • Dolor o sensación de cuerpo extraño en la garganta

  • Goteo postnasal

  • Sensación de un nudo en la garganta

  • Dificultad para cantar (especialmente con las notas altas)

  • Problemas al tragar

 

 

Diagnóstico de LPRD:

El diagnóstico se base en una buena historia clínica. Tu médico otorrinolaringólogo debe realizar una laringoscopía rígida o flexible en donde evaluará el aspecto de las estructuras laríngeas y de acuerdo a las hallazgos encontrados podrá apoyar su sospecha diagnóstica. Los siguientes signos vistos por el médico son buenos indicadores de LPRD.

 

Existen pruebas para diagnóstico definitivo como lo es la pHmetría faringo-esofágica de 24 hrs que es la regla de oro para monotorizar eventos de reflujo asociados con LPRD. Dependiendo del caso y de la severidad del problema, siempre serán importantes otros estudios y una valoración por parte de un gastroenterólogo para descartar otro tipo de trastornos a nivel gastroesofágico.

 

¿Cuál es el tratamiento del LPRD?

El tratamiento del LPRD inicia con recomendaciones para prevenir el reflujo de acidez. Existen además diferentes tipos de medicamentos, principalmente inhibidores de la bomba de protones, los cuales se administrarán por períodos variables dependiendo del caso de cada paciente. Existe un tipo de reflujo que es no-ácido que deberá abordarse de otra forma. El tratamiento quirúrgico en algunos casos será una opción. Es importante acudir con un médico para individualizar cada caso.

 

Enfermedad por Reflujo Laringofaríngeo
y recomendaciones para prevenir el reflujo de acidez

1. Tensión: 

¡Tome pasos significantes para reducir la tensión! Dese tiempo en su horario para hacer actividades que reduzcan su nivel de tensión. Aun una cantidad moderada de tensión puede causar un incremento drástico en la cantidad de reflujo.

 

2. Alimentos: 

Debe poner especial atención a la manera en que reacciona su sistema a diferentes alimentos. Cada persona descubrirá que alimentos causan e incrementan el reflujo. Los siguientes tipos de alimentos han mostrado causar reflujo en muchas personas. Puede ser necesario evitar o disminuir algunos de los alimentos a seguir:
A. Alimentos con muchas especies, picantes, ácidos o a base de productos con jitomates como las comidas mejicanas o italianas.
B. Jugos de frutos ácidos como jugo de naranja, jugo de toronja, o de arandano agrio (cranberry).
C. Comidas rápidas y otras comidas grasosas.
D. Bebidas cafeinadas (café, te, refrescos) y chocolate.

 

3. Comidas: 
A. No atiborrarse durantes las comidas.
B. Coma cantidades moderadas de comida.
C. Cene varias horas antes de acostarse.
D. Evite bocadillos antes de acostarse.
E. No haga ejercicio inmediatamente después de comer.

 

4. Peso: 

Trate de mantener un cuerpo saludable. El sobrepeso incrementa drásticamente la sintomatología.

 

5. Reflujo durante la noche: 

Eleve la cabecera de su cama 4-6 pulgadas con libros, ladrillos o un pedazo de madera para crear una inclinación de 10 grados. No eleve su cuerpo con almohadas. Esto puede incrementar el reflujo apretando el estómago.

 

6. Ropa apretada: 

Evite fajos apretados y ropa entallada.

 

7. Fumar: 

Si fuma ¡¡DEJE DE FUMAR!! esto ocasiona reflujo dramáticamente y causa otros daños malignos a su cuerpo.